Comunidad

Forum breadcrumbs - You are here:ForoHistorias: Percepciones y VocesOdracir
Por favor, o Registro para crear entradas y debates.

Odracir

Paso a contar una historia que en mi época de juventud la vi muy siniestra.

Sera cuando tenia entre 12 y 14 años estábamos de paseo en una finca en el campo con la familia y demás amistades, como entenderán en el campo unas casas de otras suelen estar muy distantes y esta no era la excepción.  Recuerdo que los adultos decidieron ir a otro lugar de  paseo a unos 2 o 3 km de la finca donde estaba e incluso los mas jóvenes al principio los acompañamos.

Llegado cierto tiempo los mas jóvenes decidieron volver a la finca para ir a un rio cercano, por alguna razón yo me retrase y ellos se adelantaron, luego de un tiempo fui a su encuentro y mientras caminaba por el camino solo encontraba arboles por todo todos lados, superando ese temor inicial de no ver a nadie cerca y ser el único caminando por ahí logre llegar hasta la finca.

Ya en el finca ante mi ingenua creencia a pesar del tiempo transcurrido pensé que el resto de los que iban a ir al rio aun se encontraban cerca y los empecé a llamar "chicos ya estoy aquí" "chicos donde están" y mientras los iba llamando caminaba monte adentro en lo que yo creía era el camino al rio.

Lo mas extraño de todo era que no obtenía respuesta, hasta luego de un corto tiempo empecé a escuchar murmullos y mis gritos volvían a llamar al grupo, pero nadie respondía, solo seguían escuchándose murmullos y risas, por momentos detenía mi andar y los murmullos aumentaban como diciendo "no te detengas ven hacia los murmullos" y muy ingenuo de mi seguía hacia ellos.

No se en que momento, pero una suerte al fin, me doy cuenta que cada vez iba caminando en sentido  contrario a lo que debería ser el rio y además me iba adentrando mas al monte, como digo supongo que fue cuestión de suerte que pude reaccionar y a pesar que los rumores se intensificaron, lo único que hice fue correr, correr y correr hasta volver a donde estaba el grupo de adultos.

Estaba pálido y los adultos me preguntaban que me había pasado pero no les conté nada de lo ocurrido, solo atinaba a decirles que estaba cansado.

Para terminar la historia, cuando me volví a encontrar con el grupo de los mas jóvenes les  pregunte si me habían estado haciendo alguna broma, pero todos coincidieron que no fue así y hasta el día de hoy les creo, si hubiera sido una broma de ellos, lo mas seguro es que no hubieran parado de burlase de mi y eso jamás ocurrió.

Vaya recuerdo, mientras lo escribía se me ha puesto la piel de gallina al recordarlo, la verdad nunca supe que mismo eran esos murmullos, lo que si creo es que fue una suerte huir de ellos como alma que lleva el diablo.

Subir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com