Saltar al contenido

El ahorcado de Chacarita

Buenos Aires es una ciudad que está inmersa en un misticismo especial, mismo que hace de la ciudad un centro excelente para las leyendas de terror. Entre todas estas, es posible encontrar una que realmente sigue atemorizando a los habitantes de la ciudad, siendo esta una leyenda que tiene como protagonista a un ánima aterradora que mora en los cementerios de la capital de Argentina.

Así es, estamos hablando del ahorcado de Chacarita, una leyenda de terror argentina muy popular que te helará la sangre de un momento para otro cuando te des cuenta que, si vives en Buenos Aires, muy probablemente ya hayas visto a este ser sin que te hayas percatado. ¿Quieres saber más sobre esta leyenda de terror de Argentina?

La leyenda del espeluznante ahorcado de Chacarita

Nadie sabe realmente quién es el ahorcado de Chacarita, desconociendo también cómo fue que llegó a esta localidad. Lo que sí es bien sabido, es que este espectro, mora a cualquier hora del día en el barrio de Chacarita en Buenos Aires, destinado a estar vagando en nuestro plano terrenal sin poder encontrar la paz gracias a su horrible y grotesca muerte, muy violenta de por sí y llena de extremo dolor.

Marcos es uno de los testigos que afirma haber visto a este aterrador fantasma, alegando que vio al ahorcado una vez que iba de regreso a su casa, muy entrada la noche. Él iba en bondi de camino a su casa cuando, asomado por la ventana, lo vio claro y aterradoramente: un ser nauseabundo que se estaba pudriendo en vida y que, por alguna extraña razón, estaba deambulando con un andar frenético y perturbador.

Lo que le pareció curioso a Marcos es que parecía que solo él podía verlo, ya que los demás ni se inmutaron por la obvia presencia de este aterrador personaje. Cuando Marcos quiso volver a mirar donde se encontraba el espectro (y así avisar a la policía) este ya había desaparecido.

Otra de las anécdotas del ahorcado de Chacarita la brinda una chica universitaria de nombre Sara, misma que recuerda con demasiado terror el encuentro paranormal del cual fue testigo.

Sara regresaba de la universidad, preparándose para tomar el colectivo y dirigirse a su casa, siendo un jueves en la noche un tanto particular por estar un poco más desolado la calle que de costumbre. Aun así, eso no fue algo que le preocupara a Sara.

Es allí, en la parada del colectivo en donde Sara logra observar una silueta colgada en el árbol que tenía frente de ella, viendo para su sorpresa que se trataba del ahorcado de Chacarita, que se encontraba en constante descomposición y que hacía muecas de dolor y pena por estar precisamente colgado ahí. 

Lo espeluznante de este suceso (dice Sara) es que ella podía ver a través del cuerpo del ahorcado, siendo una escena que no podría olvidar precisamente porque de un momento a otro el ahorcado dejó de moverse, dejando una mirada perdida y fija justo en la dirección de esta chica universitaria. –Parecía que me estuviera viendo directamente a mí- dijo la joven.

Otra de las anécdotas que más se cuenta sobre el ahorcado de Chacarita es precisamente la del tío de un joven llamado Hernán, persona que asegura haber visto al ahorcado hace más de 50 años atrás, cuando este todavía era un joven energético y feliz.

Según el tío de Hernán, el ahorcado de Chacarita no es más que un pobre hombre que, en su momento, fue pasajero del tren que pasaba por la ciudad. Dicho pasajero, cayó víctima de una fiebre mortal y, como ya se encontraba desahuciado, prefirió cometer suicidio dentro de la localidad antes que morir de forma miserable.

Si echamos un pequeño vistazo a la historia, se puede constatar que para el año 1871 en la ciudad de Buenos Aires se sufría una gran epidemia de fiebre amarilla, siendo un padecimiento realmente mortal para la época. Siendo así, es bastante probable que la última versión comentada de la historia (la del tío de Hernán) sea cierta, pese a que hay quienes argumentan que el ahorcado se suicidó porque no pudo soportar la muerte de algún ser querido.

Independientemente de la historia real del ahorcado de Chacarita, queda demostrado que muchas son las coincidencias dentro de la localidad para hacer la vista gorda de la situación, teniendo todas estas historias un punto en común: el ahorcado de Chacarita aparece al lado del cementerio, asustando siempre a los más incautos con su horrendo rostro en descomposición.

Si en algún momento pasas cerca del barrio de Chacarita en Buenos Aires ten mucho cuidado (más si es de noche), porque las probabilidades de que te encuentres con este espectro malvado son particularmente altas, pudiendo quizás no quedar vivo para contar por voz propia tu propia historia y experiencia. ¿Te atreves a vagar de noche por Chacarita?

loading...